Magda |Relato Corto


Magda encerrada en sí misma y en sus pensamientos se levantó como muchos otros días o como uno de esos días pocos comunes en su vida. Con la vista fija y el pensamiento aislado entre tantas preguntas que no logra responder, se mantuvo en silencio largo rato.

Con sentimientos encontrados, Magda no haya que hacer. Quiere gritar, llorar, conversar, hacer volar sus palabras al viento, pero se retrae. Sus prejuicios y dilemas morales no permiten solucionar sus trabas íntimas.

Una mujer de propias percepciones, quien se concibe como luchadora, quien conoce sobre lo mucho que ha dado y ofrecido a su esposo, sus hijos, sus amigos, sus compañeros de trabajo y al mundo, no puede andar dando explicaciones sobre su dolor, por eso prefiere inmutarse, hablar consigo misma, pasar su día en soledad, en lo íntimo, sin que nadie la escuche, ni que traten de entenderla.

Magda, hoy con la tristeza de abrigo, necesita un abrazo, necesita ser entendida pero sin preguntas, no quiere hablar, solo que entiendan su lenguaje corporal.

Hoy Magna siente un gran peso en sus hombros, está adolorida de cuerpo y alma, siente que su amor no es correspondido. Las mentiras y misterios que la rodean suelen desesperarla. ¿Intuye?, ¿decodifica?, o simplemente ¿especula sobre el pensamientos de los otros?

¿Puedo estar encerrada entre tanta tortura? Se pregunta Magda en silencio. ¿Por qué se me ocultan verdades? ¿Tiene acaso que ver conmigo? ¿No soy quien creo ser? Cuánto tiempo me he mantenido en mi mundo creyendo sobre mi fidelidad a mis principios, mis ideales, mis convicciones.

En ese momento, una gruesa lágrima resbala por la mejilla hirviente de Magda, su cabeza va a reventar, hoy siente un profundo dolor, siente que he errado, pero aún así necesita comprensión, necesita un abrazo, necesita intercambiar energías.

Ni el cuestionamiento, ni siquiera los argumentos logran cambiar el estado de ánimo de Magda. Simplemente, no cree merecer tanta traición, como toda mujer que puede equivocarse no consigue una excusa para dejar pasar por alto cada suceso. Magda quiere llorar, quiere gritar, quiere huir, necesita encontrarse consigo misma, volar y retornar cuando Dios así lo disponga.


La imagen principal del relato y barra separadora es de mi propiedad @belkisa758. La segunda imagen es cortesía dePixabay

“Ansiedad “, termino comunmente utilizado en estos día. Etimológicamente esta palabra es proveniente del latín, indica cualidad o estado, puede […]

Tamara Lempicka | Entrevista

Fuente ¡Saludos amigos stemians! Sírvanse ustedes para deleitarse con un nuevo programa que en vivo y directo trasmitiremos hoy desde […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *