Mirador Boyacá

¡¡Hola estimados stemians, saludos cordiales para todos!!

Por acá me encuentro este día para presentar información sobre un monumento considerado como símbolo de riqueza cultural y la culminación de la unificación del Reino Shilla de Corea. Este monumento según lo leído, es una réplica de la Campana Emile construida hace más de 1.300 años. El monumento califica entre los venezolanos como un tesoro nacional. Como podrán observar se trata de una campana elaborada en metal y la podemos apreciar en un lugar conocido por los caraqueños como “El Mirador Boyacá“.

La idea de subir hasta el mirador de Caracas, fue de mi esposo. Entusiasmado me invitó y acepté ir a caminar un rato. Él sabe que ahora me la paso tomando fotos así que, consideré el momento como oportuno para rendir ovación a la capital de Venezuela, Caracas.

Campana de la Amistad

El Mirador Boyacá es un espacio con hermosas áreas verdes, cerca de él se encuentra el pulmón vegetal llamado Parque Nacional Waraira Repano (El Ávila), se imaginarán las expectativas con las que llegan los visitantes a este lugar. Se aprecia en este pequeño parque, flores de varias especies, árboles, arbustos, además de algunos monumentos.

Al ubicarme en la entrada, me llamó la atención una enorme campana de hierro colocada bajo una estructura de cuatro columnas combinada entre hierro y madera en la parte del techo. Me acerqué, comencé a explorarla y a tomar algunas fotografías. A primera vista observé que decía: Campana de Amistad Corea- Venezuela. Resulta ser que dicha campana fue entregada por la Embajada de Corea en Venezuela,. Representar la amistad entre ambos países. La frase “Campana de la amistad” no solo se muestra escrito en nuestro idioma español, también fue escrito en coreano.


La obra cuenta con cualquier cantidad de hermosos detalles. No soy experta en el tema y por esta razón, preferí tomar fotos de cada uno de esos adornos que visten la campana antes de caer en especulaciones. Me llamó la atención la perfección en el repujado del dragón, por eso acerqué mi cámara para que cada lector precie el arte desde sus propios criterios.

Es válido tocar este bello monumento, está accesible al público para que sea apreciado por los visitantes. Existe una costumbre entre los caraqueños. Dicen que quien visite el Mirador debe tocar la campana para conseguir la paz, la amistad y la armonía en su vida, por eso la toque y hasta la hice sonar para escuchar el sonido que emitía.

Ya sabes amigo visitante, si deseas pasar un bue rato y te gusta este tipo de arte, no dejes de visitar el Mirador Boyacá, aquí los niños también pueden disfrutar y comer algunos dulces, perro calientes, hamburguesas o tomarse un chocolatito caliente porque hace algo de frío en la zona. Gracias por pasar y dejar tu comentario.Todas las fotografías son de mi propiedad @belkisa758, fueron tomadas en el Mirador Boyacá, Caracas-Venezuela

Contacto Natural y Visual

Hola estimados stemians. Saludos cordiales para todos. Hoy es una de esas fechas especiales donde quisiera resaltar alguna actividad que […]

¿¡VIEJA YO!?

Domingo en Venezuela. La tensión se apodera de la población debido al panorama crítico y posiblemente crucial por el que […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *