Contacto Natural y Visual

Hola estimados stemians. Saludos cordiales para todos. Hoy es una de esas fechas especiales donde quisiera resaltar alguna actividad que desarrollo durante mi quehacer cotidiano. Una de ellas y la que más disfruto es salir de paseo, ¿y a quién no verdad? A todos nos gustan estas actividades. El gran detalle en Venezuela, es la situación actual de nuestro país la cual limita estos divinos paseos. Sin embargo, hay opciones mientras toda esta pesadilla pasa. Hace días atrás escribí sobre Contacto Natura, un paseo realizado en el Parque del Este. Les comento que esta es una opción no solo para los adultos sino también para los más pequeños de la casa. El contacto con la naturaleza siempre será a mi juicio, una excelente opción.


En esa primera oportunidad cuando escribí sobre mi experiencia en este zoológico, me enfoqué en algunas de las aves. En esta oportunidad les mostraré a un animal de corral. Es llamado de este modo por el lugar u espacio donde se encuentra encerrado. Además porque es calificados como animal doméstico. En el zoológico los señalan también como animal de contacto. Sin embargo, si detallan las fotografías, no se da otro contacto sino el visual. Esta primera foto me conmovió. La Cabra parecía hablarme con la mirada. Al principio pensé que quería una fotografía pero no, su mirada fue profunda, tierna pero a su vez… creo que transmitía un mensaje.

Me voy hacia otro espacio siguiendo a otras cabritas y me topo nuevamente con otra mirada tierna y graciosa, sumada a una gran sonrisa. Esa misma posición que tiene la cabeza de la cabra, la tenía yo al momento de hacer contacto visual con ella. No sé quién imitaba a quién al decir verdad. Creo que los animales habitantes de estos parques tienen información para los visitantes. Yo, durante el recorrido y en medio de tanto silencio me sentí feliz porque respiraba aire fresco y me sentía tranquila de tanto agite en la ciudad. Pero por otro lado sentía la tristeza transmitida por los animales. Creo que eso era lo que trataban de decirme. El espacio tan reducido, el sol inclemente, la soledad (pocos animales de compañía), espacio sin vegetación y sumado a todo, alimentos poco apetitosos los sumergen en la tristeza.

Este último señor me vio con cara de pocos amigos. Parecía muy molesto, no tenía ánimos para saludarme. Quizás sea el más afectado de todos porque además de parecer algo viejo, también se mostró muy aislado, con menos compañía. Su mirada demandaba más que los otros. Insisto, el tema de la alimentación no escapan de la realidad venezolana ni para la población, ni tampoco para los pobres animalitos del zoológico.

Me despido mis amigos hasta otro contacto natural, espero que este contenido haya sido de su agrado. Todas las fotografías son de mi propiedad. Cualquier comentario, los leeré con gusto.

Separador steemit

Hello world!

Welcome to WordPress. This is your first post. Edit or delete it, then start writing!

Mirador Boyacá

¡¡Hola estimados stemians, saludos cordiales para todos!! Por acá me encuentro este día para presentar información sobre un monumento considerado […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *